Los ojos sin mirada, las herramientas sin inteligencia, el proyecto sin proceso no son del diseñador gráfico.